Perforación gastrointestinal: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de una perforación gastrointestinal es casi siempre una operación quirúrgica para reparar el orificio. Por ejemplo, puede ser necesario extirpar una pequeña parte del intestino y después realizar una colostomía o una ileostomía temporales, es decir, abrir un orificio en la cavidad abdominal conectado a un extremo del intestino seccionado, para que el contenido digestivo drene hacia el exterior, y así permitir que se cicatrice la otra parte del intestino dañada, sin que pase alimento por su interior..

Si la perforación se cierra de forma espontánea y está confirmado así por las pruebas complementarias, se puede tratar con antibióticos solamente. Esto ocurre en muy pocos casos.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR