Perforación gastrointestinal: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de una perforación gastrointestinal se puede orientar a partir de la clínica y se confirma con las pruebas complementarias siguientes:

  • Radiografía de tórax o de abdomen, que puede mostrar la presencia de aire en la cavidad abdominal. El signo radiológico de aire libre indica que hay una ruptura del tubo digestivo, pero no permite conocer con exactitud en qué lugar se ha producido.
  • Tomografía axial computarizada (TAC) del abdomen permite localizar la perforación.

También es común encontrar en un anàlisis de sangre un número aumentado de glóbulos blancos (leucocitosis).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!