Osteomielitis: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de osteomielitis debe de hacerse en base a los síntomas y la historia clínica, y además realizar las pruebas complementarias que lo confirmen. Por ejemplo:

- Radiografías.

- Análisis de sangre.

- Hemocultivos y cultivos de las secreciones en la piel, si las hay.

- Punción y aspiración con aguja de muestras de tejido o de líquido en la zona de la infección.

- Gammagrafía ósea.

- Resonancia magnética del hueso.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!