Neuromielitis óptica: Tratamiento

Tratamiento

En el tratamiento de la neuromielitis óptica no es posible la curación total de la enfermedad, pero sí se ofrecen terapias para tratar los brotes o ataques, para reducir los síntomas y para evitar las recaídas.

Aunque no existe ningún fármaco específico para la neuromielitis óptica, se utilizan medicamentos o terapias, como inmunosupresores, corticoides, anticuerpos monoclonales, etc.

También puede ser de utilidad la plasmaféresis o recambio del plasma sanguíneo, que separa los anticuerpos dañinos del resto de la sangre.

Las personas con neuromielitis óptica que llegan a padecer mayor discapacidad requieren terapias combinadas con diferentes profesionales, como terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas, médicos rehabilitadores y servicios sociales para atender las diversas necesidades de forma personalizada.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!