Neuralgia del trigémino

¿Qué es?

La neuralgia el trigémino es un trastorno del sistema nervioso que afecta al nervio trigémino o tercer par craneal en cualquiera de sus tres ramas y produce un dolor extremadamente intenso en algunas partes de la cara.

Puede ocurrir a cualquier edad, aunque es más frecuente en la edad adulta.

Causas

La causa de la neuralgia del trigémino puede ser desconocida o puede relacionarse con algunas lesiones o daños en este nervio, por ejemplo:
  • Esclerosis múltiple y otras enfermedades que dañan el recubrimiento protector de mielina de las células nerviosas.
  • Tumores  otras lesiones que produzcan una compresión sobre el nervio trigémino, por ejemplo un vaso sanguíneo inflamado o agrandado que oprima el nervio en algún punto de su trayecto.
  • Lesiones directas sobre el nervio trigémino, por ejemplo secuelas de traumatismos o de cirugías en la boca, senos paranasales o cara.

Neuralgia del trigémino: Síntomas

El principal síntoma de la neuralgia del trigémino es el dolor. Sus características son:
  • Dolor muy intenso y penetrante que recuerda a un espasmo o una descarga eléctrica, que dura unos cuantos segundos o también minutos. A veces el dolor se vuelve constante.
  • En general se localiza e un lado de la cara, con frecuencia alrededor del ojo, la mejilla y la parte baja de la cara.
  • No se altera la sensibilidad o el movimiento de la parte afectada de la cara.
  • Los episodios de dolor se pueden desencadenar por estímulo de ciertas partes de la cara que se denominadas ‘puntos gatillo’, y pueden ser actividades cotidianas y habituales, como por ejemplo cepillarse los dientes, masticar, beber, comer, tocarse la cara, afeitarse, etc.
El dolor de una neuralgia del trigémino puede llegar a ser muy incapacitante y producir cierta desesperación en la persona que lo sufre. La persona puede presentar otras alteraciones del estado de ánimo, como depresión, etc, relacionadas con la persistencia del dolor o la falta de efectividad del tratamiento.

Neuralgia del trigémino: Diagnóstico

En el diagnóstico de la neuralgia del trigémino es fundamental realizar una detallada historia clínica y exploración física. Además las pruebas complementarias permiten buscar la causa del problema, por ejemplo: análisis de sangre, estudio neurofisiológico del nervio trigémino, pruebas de imagen como resonancia magnética cerebral.

Neuralgia del trigémino: Tratamiento

El tratamiento de la neuralgia del trigémino tiene por objetivo evitar el dolor, reducir su intensidad o prevenir la aparición de nuevos episodios de dolor. Para ello puede ser necesaria la colaboración entre diferentes especialistas (tratamiento multidisciplinar). Los medicamentos que pueden ayudar a reducir el dolor y el número de crisis incluyen: fármacos anticonvulsivos, relajantes musculares, antidepresivos tricíclicos, etc. En ocasiones la cirugía puede ofrecer beneficios para el tratamiento, aunque no siempre da resultados definitivos. Una técnica quirúrgica se llama descrompresión microvascular, en la que se aplica un material que separe el nervio trigémino del vaso sanguíneo o del la estructura que esté causando la compresión sobre el nervio. Otras técnicas terapéuticas se pueden valorar para destruir o cortar partes de la raíz del nervio trigémino, por ejemplo: ablación por radiofrecuencia (utiliza calor de alta frecuencia), inyección local de glicerol o alcohol, microdescompresión con una especie de globo aplicado a través de un catéter por la piel (percutáneo), radiocirugía (utiliza energía de alta potencia). Cuando causa de la neuralgia de trigémino sea un tumor, se debe realizar cirugía o el tratamiento más eficaz para extirpar y eliminar la compresión que ejerce el tumor sobre el nervio. El pronóstico es mejor cuando no hay enfermedades asociadas a la aparición de la neuralgia del trigémino. El tratamiento surte efecto a largo plazo. Aunque en algunas personas el dolor se vuelve intenso y constante. También es muy recomendable contactar con grupos de apoyo de personas y familiares que padecen neuralgia del trigémino, así como recibir asistencia psicológica profesional en caso de que sea necesario.

Neuralgia del trigémino: Prevención

No se conoce una forma eficaz de prevención de la neuralgia del trigémino.

Testimonios

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR