Neuralgia del pudendo

¿Qué es?

La neuralgia del pudendo es una enfermedad muy poco común que afecta al nervio pudendo y produce mucho dolor de origen nervioso, pudiendo llegar a ser inaguantable. Tambén se conoce como neuropatía pudenda.

La incidencia y prevalencia de la neuralgia del pudendo están subestimadas en la población por diversos motivos, entre ellos, lo diversos que son sus síntomas o también que la persona muchas veces no se atreve a preguntar y  cuando lo hace los síntomas que refiere son tenidos en poca consideración.

En ocasiones, las personas que sufren neuralgia del pudendo acaban consultando a profesionales de diversas especialidades médicas o intentan encontrar respuesta y solución en las medicinas alternativas.

A pesar del desconocimiento generalizado, se valora que en Europa y Estados Unidos por lo menos 1 de cada 7 mujeres puede experimentar una neuralgia del pudendo de forma transitoria o crónica (más infrecuente), independientemente de su edad.

El nervio pudendo es un nervio que se encuentra en la región de la pelvis y es responsable de la inervación de los genitales externos tanto masculinos como femeninos, de la vejiga de la orina y del recto. Sus fibras nerviosas provienen de los nervios sacros que emergen entre el segundo y cuarto orificio del hueso sacro. Sus funciones son mixtas, tanto sensitivas como motoras. Una de sus funciones más destacadas es la implicación en la transmisión de las sensaciones placenteras sexuales responsables del orgasmo en ambos sexos y las contracciones musculares lo acompañan, así como de la eyaculación en el hombre.

Causas

Las causas de la neuralgia del pudendo pueden ser variables. Cuando ocurre un atrapamiento del nervio pudendo en algún punto de su recorrido anatómico, este puede deberse a:
  • Secuelas de un parto distócico. Por ejemplo: un parto vaginal excesivamente prolongado, con uso de fórceps o por la cicatriz de la episiotomía.
  • Secuelas de una radioterapia pélvica, cirugía ginecológica o abdominal.
  • Desencadenado por profesiones o prácticas deportivas que impliquen permanecer mucho tiempo en una posición que comprima este nervio. Por ejemplo: ciclistas, taxistas, conductores, personal que permanece horas en pie.
  • Alteraciones de la anatomía congénitas.
  • Traumatismos en la pelvis.
  • Causas desconocidas (idiopática).

Neuralgia del pudendo: Síntomas

El síntoma principal de la neuralgia del pudendo es el dolor. Se trata de un dolor de tipo nervioso o neuropático que puede ser muy agudo, intenso e incluso inaguantable. El dolor se localiza generalmente en la región perineal (zona genital o entre las piernas). Empeora al sentarse, sobre todo, en superficies planas, por lo que la persona muchas veces realiza gestos como sentarse de lado o cambiar varias veces de posición. A veces disminuye al estar de pie o al acostarse. También pueden asociarse otras manifestaciones clínicas, como:
  • Síntomas urinarios: vejiga irritable, micción con obstrucción, incontinencia urinaria.
  • Síntomas anales: defecación dificultosa por obstrucción, incontinencia anal.
  • Disfunción sexual: dispareunia (dolor en el coito), excitación persistente.

Neuralgia del pudendo: Diagnóstico

El diagnóstico de la neuralgia del pudendo no es sencillo y en ocasiones puede alargarse por no encontrar una evidencia que lo pueda demostrar. La exploración física puede no mostrar ninguna alteración excepto, a veces, un aumento del tono muscular del suelo pélvico por una reacción de tipo reflejo muscular. Se han establecido unos criterios diagnósticos de la neuropatía pudenda basados en los síntomas y signos, llamados criterios de Nantes. El diagnóstico diferencial del atrapamiento del nervio pudendo se debe realizar con otras enfermedades de la región inguinal, pélvica y perineal Además de la sospecha clínica, el diagnóstico de confirmación de la neuralgia del pudendo se realiza con el estudio denominado electromiografía Bilan urodinámica mediante unos determinados tests sensitivos que permiten localizar el lugar del trayecto donde se encuentra comprometido el nervio pudendo.

Neuralgia del pudendo: Tratamiento

El tratamiento de la neuralgia del pudendo no está claramente definido. Se dispone de diversos tipos de tratamiento, tanto médico como de rehabilitación o cirugía. En el tratamiento médico se pueden utilizar las medidas higiénicas destinadas al autocuidado o protección perineal y usar plataformas adaptadas para sentarse. Además, se pueden recomendar diversos fármacos analgésicos, anestésicos, antidepresivos, antiepilépticos o también infiltraciones perineurales con corticoides y anestésicos locales. La rehabilitación pélvico-perineal se basa en el control del dolor con técnicas de kinesioterapia y reeducación perineal. El tratamiento quirúrgico consiste en la descompresión del nervio pudendo de aquellas estructuras que lo mantienen atrapado. La cirugía suele quedar reservada para aquellos casos en los que no hay ninguna respuesta ante la terapia médica o de rehabilitación.

Neuralgia del pudendo: Prevención

La prevención de la neuralgia del pudendo no siempre es posible y tiene su fundamento en aquellos casos en los que existe una causa identificable, como evitar los traumatismos en el parto y en general las lesiones de la pelvis, prevenir lesiones laborales o deportivas. Pero en muchas ocasiones no existe una forma conocida de prevención.

Testimonios

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR