Necrosis avascular de la cadera

¿Qué es?

La necrosis avascular de la cadera es la destrucción (necrosis) del hueso (tejido óseo) de la cadera por una falta de riego sanguíneo en al zona. También se llama osteonecrosis.

Puede ocurrir en otras articulaciones grandes como el hombro, rodilla, codo, tobillo o muñeca.

Causas

La causa de la necrosis avascular de la cadera es debida a que la parte del hueso fémur que forma parte de la articulación de la cadera no recibe sangre y el tejido muere por el fenómeno de necrosis. Al cabo de un tiempo, el hueso del fémur se colapsa porque su estructura ha quedado dañada. Esto condiciona el deterioro de la articulación que puede tener como consecuencia una artritis (inflamación articular) y alteraciones de su función, como cojera. La osteonecrosis puede suceder como consecuencia de una enfermedad, efectos secundarios de tratamientos o también un traumatismo grave. Algunas de las causas posibles son: - Luxación o fractura alrededor de la articulación - Anemia drepanocítica - Trastornos de la coagulación - VIH - Enfermedad de Gaucher - Enfermedad por descompresión en buceadores - Uso de corticoides intravenosos u orales - Consumo excesivo de alcohol - Radioterapia En ocasiones no es posible conocer la causa exacta y se denomina “osteonecrosis idiopática”.

Necrosis avascular de la cadera: Síntomas

Los síntomas en la necrosis avascular de la cadera pasan desapercibidos en las etapas iniciales de esta enfermedad. Pero a medida que empeora el daño en el tejido óseo se presentan síntomas como los siguientes:
  • Dolor en la articulación o en la zona de la ingle: aumenta de forma gradual y puede ser muy intenso cuando el hueso del fémur se colapsa.
  • Dolor que ocurre incluso en reposo.
  • Movimiento limitado de la articulación de la cadera
  • Cojera.
La osteonecrosis avanzada puede llevar a osteoartritis y una disminución permanente de la movilidad de la cadera.

Necrosis avascular de la cadera: Diagnóstico

El diagnóstico de la necrosis avascular de la cadera debe realizarse en base a la historia clínica y la exploración física, en las que es importante destacar cualquier enfermedad, trastorno o uso de fármacos que pueda ser predisponente.  Las pruebas complementarias que se pueden solicitar son:
  • Radiografía
  • Resonancia magnética
  • Gammagrafía ósea
  • Tomografía computarizada (TAC)
  • Análisis de sangre

Necrosis avascular de la cadera: Tratamiento

El tratamiento de la necrosis avascular de la cadera se debe realizar, en primer lugar, sobre la causa que la ha provocado, si se trata de una enfermedad o trastorno conocido. Por ejemplo: si la causa es una alteración en la coagulación de la sangre, el tratamiento precisará administración de medicamentos trombolíticos, entre otras cosas. En casos en los que la necrosis avascular de la cadera sea descubierta de forma precoz, se suelen indicar analgésicos, reposo de la articulación caminando con muletas y fisioterapia. Los ejercicios de fisioterapia van destinados a lograr mantener los rangos de movimiento de la cadera y su función para caminar sin cojear. A menudo, el tratamiento no quirúrgico puede retrasar la progresión de la enfermedad. Pero la mayoría de las personas con esta osteonecrosis, finalmente, necesitan tratamiento quirúrgico para sustituir o reparar la articulación de la cadera dañada. Las opciones de cirugia son: injertos óseos, osteotomía (cortar el hueso y cambiar su alineación), extracción de parte del interior del hueso (descompresión del núcleo), reemplazo total de la articulación mediante prótesis.

Necrosis avascular de la cadera: Prevención

La prevención de la necrosis avascular de la cadera, en muchos casos, no es posible porque no tiene una causa conocida. Pero en general, se puede reducir el riesgo con las siguientes medidas:
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol.
  • Evitar el uso prolongado y dosis altas de corticosteroides, si es posible.
  • Bucear en forma segura para evitar la enfermedad por descompresión.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR