Mononucleosis infecciosa

¿Qué es?

La mononucleosis infecciosa también se conoce como la “enfermedad del beso” o fiebre glandular.

Es una infección común entre adolescentes y adultos jóvenes, aunque puede ocurrir a cualquier edad. Está causada por el virus Epstein-Barr.

En general es un tipo de infección que genera inmunidad a largo plazo y solo se suele pasar una vez en la vida.

El virus que causa la mononucleosis infecciosa se llama Epstein-Barr tiene este nombre en honor a sus descubridores M.Anthony Epstein e Yvonne Barr. Lo que quizá no sabrían los señores Epstein y Barr, es que, según diversos estudios posteriores, su famoso virus estaría implicado en el origen de varias enfermedades del sistema inmune, como la dermatomiositis, el lupus, la artritis reumatoide, o también enfermedades como la diabetes tipo 1, la enfermedad de Hodgkin, algunos cánceres o el síndrome de fatiga crónica.



Causas

El virus Epstein-Barr es el causante de la mononucleosis infecciosa. Este virus se disemina a través de la mucosidad y la saliva, por eso el contagio se puede producir al besar a una persona que tenga la infección activa. También se transmite a través de la tos, los estornudos o al compartir los utensilios para comer (cubiertos o vasos).

Mononucleosis infecciosa: Prevención

En general el contagio de la mononucleosis infecciosa sucede mientras la persona tiene síntomas de la enfermedad y hasta varios meses después. Una medida de prevención es evitar besar o compartir utensilios de comida con una persona que padece mononucleosis

Mononucleosis infecciosa: Síntomas

Los síntomas de la mononucleosis infecciosa no suelen aparecer hasta 4-6 semanas después de haberse contagiado.
  • Fiebre
  • Dolor de garganta.
  • Ganglios hinchados en el cuello y las axilas.
  • Fatiga y debilidad, que puede durar hasta varios meses después.
  • Pérdida del apetito.
  • Sudoración nocturna.
  • Inflamación del bazo, con riesgo de rotura si sufre una contusión.
  • Erupción cutánea si se han tomado antibióticos como ampicilina o amoxicilina.

Mononucleosis infecciosa: Tratamiento

No existe un tratamiento antivírico específico para la mononucleosis infecciosa, sino que el tratamiento es sintomático, es decir, la enfermedad se cura sola y los medicamentos se utilizan para aliviar los síntomas. Se recomiendan una serie de medidas para contribuir a la curación por sí misma:
  • Descanso suficiente
  • Evitar la actividad física intensa y los deportes de contacto para reducir el riesgo de rotura del bazo, por lo menos un mes después de la infección.
  • Mantenerse hidratado bebiendo abundante agua.
  • El médico puede prescribir medicamentos antiinflamatorios para el dolor y la fiebre.
La fiebre normalmente se autolimita en 10 días. La inflamación del bazo o de los ganglios se resuelve en unas 4 semanas. El cansancio desaparece en algunas semanas pero puede continuar durante algunos meses.

Mononucleosis infecciosa: Diagnóstico

El análisis de sangre que incluya serologías de mononucleosis confirma el diagnóstico. En el análisis se detectan dos hallazgos típicos, cuyos nombres técnicos son: anticuerpos heterófilos y linfocitos atípicos.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR