Miopatía por estatinas

¿Qué es?

La miopatía por estatinas es un trastorno en el que se afectan los músculos esqueléticos como consecuencia del efecto indeseado de los fármacos de tipo estatinas.

Una miopatía en general es una enfermedad en la que el tejido muscular degenera sin existir una lesión traumática. La causa puede ser hereditaria, o inducida por fármacos, o alcohol u otros tóxicos, o secundaria a otras enfermedades…

Causas

En la miopatía por estatinas la causa directa son los efectos secundarios producidos por las estatinas. Las estatinas son el grupo de fármacos más potentes y eficaces para el descenso del colesterol ‘malo’ (contenido en las lipoproteinas de baja densisdad o LDL) en la sangre, y por tanto para la prevención de la enfermedad cardiovascular en personas de riesgo. Por su mecanismo de acción pueden producir efectos secundarios en el sistema renal, el hígado, los músculos… o interaccionar con otros fármacos que se metabolicen por el mismo sistema bioquímico en el hígado. Hay ciertos tipos de estatinas que producen menor toxicidad muscular que otras, o mejor tolerancia en el hígado, etc. Es necesario monitorizar por análisis de rutina las funciones del hígado, riñón, músculo y tiroides.

Miopatía por estatinas: Síntomas

Los síntomas de una miopatía por estatinas, como en otras miopatías por causas diferentes, los síntomas se pueden manifestar de forma aguda, subaguda o crónica. En algunos casos no se percibe ningún síntoma, solamente se ven alterados valores analíticos que demuestran la afectación del tejido muscular. Se denominana miopatías asintomáticas Pueden ocurrir dolores musculares (mialgias) leves, calamebre, debilidad, rigidez. El cuadro más grave se denomina rabdomiólisis, en el que ocurre una descomposición del tejido muscular que libera al torrente sanguíneo proteínas propias de las fibras musculares, como la mioglobina, y esto produce un daño renal porque son sustancias demasiado grandes para ser filtradas por los riñones.

Miopatía por estatinas: Diagnóstico

El diagnóstico de la miopatía por estatinas se puede sospechar por el antecedente del uso de los medicamentos estatinas, y la historia de dolor muscular u otros síntomas. Para la confirmación diagnóstica se precisan anàlisis de sangre que incluyan niveles de la enzima Llamada creatinfosfocinasa (CPK), que es un marcador de lesión muscular. También se valora la función neuromuscular con pruebas como la electromiografía.

Miopatía por estatinas: Tratamiento

El tratamiento de la miopatía por estatinas se basa en la retirada del fármaco que produce este efecto indeseable. En la mayoría de casos, la miopatía se puede resolver en menos de un mes tras la retirada del fármaco.

Miopatía por estatinas: Prevención

La prevención de la miopatía por estatinas se tiene que realizar mediante control analítico de los niveles de la enzima CPK, de la función renal, la función hepàtica y la función tiroidea, para valorar el riesgo o beneficio de iniciar o mantener este tratamiento según cada caso.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR