Miomas: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de los miomas viene dado por los síntomas y especialmente por el sangrado. Antes de plantearse una intervención quirúrgica existe la alternativa del tratamiento médico para controlar los sangrados como el uso de antifibrinolíticos o los  preparados hormonales. El uso del DIU, que actúa como liberador de levonorgestrel, o el AINES que sirve para controlar el dolor.

Sin embargo, hay veces  que es preciso recurrir a la cirugía. En este caso, se utiliza un procedimiento clásico denominado histerectomía que consiste en la extirpación del útero a través de la vía abdominal mediante cirugía abierta, de la vía laparoscópica o de la vía vaginal. El ginecólogo tomará el modo más adecuado de realizar la histerectomía según el análisis de cada caso.

En el caso de que el mioma se encuentre situado en la pared o hacia fuera (donde suelen tener un mayor tamaño) se ultilizará la miomectomía, una práctica que está indicada para aquellas mujeres que no hayan culminado sus deseos de ser madre. Cuando el mioma es submucoso, la histeroscopia permite su extirpación pero dependiendo siempre de su tamaño, localización o número de miomas existentes que podrían conllevar una segunda cirugía.

Actualmente existen otras alternativas a la cirugía clásica como la miolisis, la oclusión o embolización de las arterias uterinas, la ablación endometrial, o el tratamiento ultrasónico focalizado guiado por RNM. Estas técnicas requieren una exhaustiva valoración por parte del médico especialista, sobre todo teniendo en cuenta el deseo genésico de la paciente.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR