Metahemoglobinemia: Prevención

Prevención

Para prevenir la metahemoglobinemia adquirida se recomienda en general evitar el contacto con los productos químicos y fármacos que supongan un riesgo.

Y en la prevención de la metahemoglobinemia adquirida en los niños se recomienda:

  • Evitar las verduras de hoja verde como la espinaca, la acelga, la borraja, la lechuga, o también la remolacha en la alimentación complementaria del lactante antes del año de edad.
  • A partir del año y hasta los 3 años de edad, limitar estos alimentos a máximo una ración diaria.
  • No ofrecer estos alimentos durante una gastroenteritis aguda.
  • Consumir las verduras cocinadas (enteras o en puré) inmediatamente o si se van a consumir durante el día siempre conservarlas refrigeradas. Nunca mantenerlas a temperatura ambiente. Si se prevé que tardarán más tiempo a consumirse, siempre deben congelarse.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!