Meralgia Parestésica

¿Qué es?

La meralgia parestésica se trata de una alteración de un nervio (mononeuropatía), en concreto del nervio femorocutáneo lateral de la zona de la cadera y el muslo, que produce alteración de la sensibilidad de la zona que inerva, con hormigueos (parestesias), adormecimiento, falta de sensibilidad al tacto y dolor.

Ocurre con una frecuencia entre la población de 4,3 casos por 10.000 personas cada año.

Es más común entre las personas de sexo masculino.

Aunque puede ocurrir en cualquier edad se han descrito más casos entre la cuarta y quinta década de la vida.

Causas

La meralgia parestésica ocurre por compresión del nervio femorocutáneo lateral en cualquier tramo de su recorrido. Lo más habitual es que la lesión se produzca por atrapamiento en la zona de la espina ilíaca anterosuperior de la pelvis cuando pasa por debajo del ligamento inguinal. La compresión de este nervio puede ser producida por diversos factores:
  • Obesidad
  • Embarazo
  • Presión externa por prendas de ropa ajustadas: cinturones, pantalones apretados, pantalones de tiro bajo
  • Lesiones óseas o musculares que afecten al trayecto del nervio
También influyen enfermedades como la diabetes, el hipotiroidismo, la intoxicación por plomo o infecciones como la lepra.

Meralgia Parestésica: Síntomas

En la meralgia parestésica los síntomas son unilaterales en la mayoría de los casos, pero también pueden suceden en ambos lados hasta en 2 de cada 10 casos. La forma de presentación habitual son sensaciones de hormigueo, entumecimiento, acorchamiento o falta de sensibilidad (hipostesia o anestesia) en la parte externa del muslo, que puede abarcar desde la cadera hasta la rodilla. En ocasiones estas sensaciones alteradas pueden percibirse como molestas o incluso dolorosas. Hay un importante componente postural, es decir, los síntomas se ven agravados por la postura erguida o al caminar y mejoran al sentarse. También se puede sumar una sensibilidad aumentada al calor, por ejemplo, el agua tibia en la ducha se percibe como si quemara. La presión ligera se percibe con más sensibilidad que la presión fuerte.

Meralgia Parestésica: Diagnóstico

El diagnóstico de la meralgia parestésica se basa en la historia clínica y en una exploración neurológica que permita observar la afectación sensitiva en la cara anterior y lateral del muslo. La mejor prueba para confirmar la sospecha diagnóstica es un estudio neurofisiológico de la velocidad de conducción sensitiva del nervio. Pero es una prueba difícil y se reserva en los casos en que se sume dolor lumbar, sospecha de polineuropatía o de otra mononeuropatía, o también sospecha de un tumor que infiltre a las raíces nerviosas.

Meralgia Parestésica: Tratamiento

El tratamiento de la meralgia parestésica es conservador, es decir, se tiende actuar lo menos posible. Si se ha identificado un factor que está provocando la compresión del nervio, se debe suprimir o corregir, por ejemplo, el sobrepeso, las prendas de ropa ajustadas, etc. Es importante que la persona que sufre la meralgia parestésica conozca bien el origen y la benignidad del cuadro En los casos en los que los síntomas mejoren al cabo de tres meses de tratamiento sintomático  o si la persona tiene un dolor intenso, se pueden adminstrar fármacos para combatir el dolor de tipo neuropático, por ejemplo antidepresivos, antiepilépticos o derivados opiáceos, o también se puede realizar un bloqueo nervioso con un anestésico local o con corticoides. Si a pesar del bloqueo nervioso los síntomas no se logran controlar, se puede plantear una cirugía para descomprimir el nervio o anular su función de forma definitiva.

Meralgia Parestésica: Prevención

La prevención de la meralgia parestésica se basa en controlar y evitar los posibles factores causantes de esta afectación nerviosa, como por ejemplo e sobrepeso y la obesidad, el uso de prendas de ropa ajustadas, etcétera. También será beneficioso el control de las enfermedades crónicas que pueden influir como la diabetes o el hipotiroidismo.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR