Menopausia precoz

¿Qué es?

La menopausia precoz o prematura, también se llama insuficiencia ovárica primaria. Se trata de la pérdida de la función de los ovarios a nivel de producción tanto de óvulos como de hormonas, en una edad menor de 40 años.

En muchos casos no se trata de un problema de salud permanente, sino que casi la mitad de las mujeres que lo padecen pueden recuperar la función de los ovarios.

Más información sobre menopausia en general:

Algunos datos médicos sobre la menopausia 

¿Cómo afecta la menopausia a la salud cardiovascular?

¿Cómo afecta la menopausia a la salud ósea?

Causas

Las causas de menopausia precoz son diversas pero en muchos casos son desconocidas. Entre las causas conocidas se encuentran:
  • Alteraciones genéticas de algunos cromosomas, como por ejemplo el síndrome de Turner o síndrome del cromosoma X frágil.
  • Iatrogenia o provocada como efecto secundario de algún procedimiento médico como por ejemplo los tratamientos de un cáncer.
  • Enfermedades autoinmunes que afecten a otras glándulas endocrinas, sobre todo las glándulas suprarrenales o el tiroides.
  • Enfermedades del metabolismo.
  • Causas ambientales relacionadas con productos tóxicos que interfieren en las funciones hormonales, por ejemplo: el tabaco, los metales pesados, los disolventes, los pesticidas, algunos productos químicos industriales y derivados del plástico.
  • Enfermedades infecciosas como la parotiditis, herpes zóster, VIH, tuberculosis, malaria, varicela, shigellosis, etcétera.

Menopausia precoz: Síntomas

Los síntomas de la menopausia precoz son:
  • Pérdida o retraso de la menstruación, sin que exista un embarazo
  • Dificultad para quedarse embarazada
  • Sintomas propios de la menopausia: sofocos, insomnio, alteraciones emocionales, menor deseo sexual, sequedad vaginal, dificultad de concentración
  • Igual que en la menopausia fisiológica, al reducirse el nivel de estrógenos en la mujer, aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y trastornos del estado de ánimo.
Los síntomas generales de la menopausia Más información de interés: Consejos para evitar los sofocos en la menopausia 

Menopausia precoz: Diagnóstico

El diagnóstico de la menopausia precoz se basa en la historia clínica, destacando los antecedentes que pueden ser el origen del trastorno, junto con la exploración física completa y ginecológica. Además las siguientes pruebas complementarias permiten confirmar el diagnóstico:
  • Análisis de sangre que incluye estudio de las hormonas femeninas, hormonas tiroideas y hormonas de la hipófisis, anticuerpos
  • Ecografía por vía de la vagina (transvaginal) que permite ver cambios en los ovarios y en la matriz (endometrio) compatibles con menopausia
  • Otros estudios según cada caso, como estudio cromosómico y genético, estudio inmunológico, cultivos y serologías para el estudio de una posible causa infecciosa
  • También se realizan estudios para conocer la reserva de óvulos en los ovarios de la mujer

Menopausia precoz: Tratamiento

El tratamiento de la menopausia precoz está enfocado hacia tratar la causa si se conoce que es lo que la provoca. Cuando no es posible restablecer la función ovárica normal hay que plantear las opciones de planificación familiar dependiendo de los deseos reproductivos de cada mujer, por ejemplo: Cuando sí existe un deseo de reproducción, es importante conocer que no todas las mujeres con menopausia precoz son estériles, pero sí pueden padecer problemas de fertilidad. El objetivo en este caso incluye diferentes opciones:
  • Preservar la fertilidad con técnicas de criopreservación de ovocitos, vitrificación de embriones u otras.
  • Tratamientos de fertilidad basados en tratamientos hormonales
Si no existe un deseo de reproducción también se deben tratar los síntomas producidos por la menopausia precoz:
  • Tratamiento hormonal sustitutivo, según criterios que indique el ginecólogo, para evitar las consecuencias a largo lazo del bajo nivel de estrógenos, relacionado con el mayor riesgo cardiovascular y de osteoporosis con fracturas óseas.
  • Existen alternativas al tratamiento hormonal sustitutivo para personas en las que esté contraindicado, como la fitoterapia con isoflavonas, algunos medicamentos del grupo de fármacos antidepresivos o anticonvulsivantes.
  • Medidas de estilo de vida como hacer ejercicio físico moderado de forma regular, evitar tóxicos como el tabaco, el alcohol y otras drogas, mantener una dieta rica en ácidos grasos omega 3, calcio y vitamina D.
  • Tratamiento sintomático de la sequedad (atrofia) vaginal, con hidratantes o lubricantes, ejercicios de suelo pélvico, normalizar la actividad sexual, etcétera.
  • Aunque la probabilidad de un embarazo sea baja, también se debe orientar a la mujer sobre los métodos de anticoncepción más adecuados en cada caso.
  • También es necesario soporte psicológico.
Desde hace un tiempo se conoce que los fitoestrógenos, como las isoflavonas de soja, tienen efectos beneficiosos sobre los síntomas de la menopausia y pueden indicarse como un tratamiento alternativo para algunas mujeres que pueden tomar cierta medicación o prefieren una terapia natural. Consulta siempre con tu médico o ginecólogo para que te aconseje adecuadamente. Más información de interés: Consejos para mejorar la alimentación en la menopausia  Consejos para afrontar la menopausia 

Menopausia precoz: Prevención

La prevención de la menopausia precoz se relaciona con evitar y prevenir aquellas causas que la provocan que sean modificables, como factores ambientales, infecciones, tratamientos agresivos, enfermedades laborales, etcétera.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR