Melioidosis: Prevención

Prevención

La prevención de la melioidosis se basa en la siguientes recomendaciones:

  • Evitar el contacto con la tierra o el agua estancada en las zonas endémicas. Con una mayor precaución para las personas con heridas abiertas en la piel, o personas con enfermedades crónicas que implican mayor riesgo (diabetes, enfermedad renal, enfermedades pulmonares, etcétera)
  • Usar botas de agua y guantes para los trabajos agrícolas.
  • El personal sanitario debe usarlas medidas estándar de evitar el contagio por contacto directo: mascarilla, guantes, traje desechable…
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!