Melioidosis: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la melioidosis se realiza a partir del cuadro clínico y en el contexto del contacto con un posible agente contaminante.

Es habitual que en las zonas endémicas se descubra como un hallazgo casual a partir de una radiografía de tórax por cualquier otro motivo.

La confirmación diagnóstica es posible a partir del cultivo de muestras de sangre, mucosidad, pus, orina u otros fluidos corporales.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!