Melanoma: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico del melanoma se inicia con la sospecha clínica ante una lesión cutánea hiperpigmentada, es decir, oscura.

Los signos de alarma ante los que se debe sospechar melanoma son:

  • A. Asimetría. Lesión más elevada por una zona que otra, más rugosa, etc. Si dividimos la lesión en 4 cuadrantes son diferentes entre sí.
  • B. Bordes irregulares. Sobre todo cuando forman picos, son estrellados o con espículas.
  • C. Color no homogéneo. Debemos sospechar cuando hay muchos colores en una misma lesión, sobre todo marrón oscuro, negro, azulado, rojo.
  • D. Diámetro superior 6 mm. A partir de ese tamaño deben vigilarse más.
  • E. Evolución. Cambios de tamaño, forma, colores en poco tiempo.

Una vez tenemos la sospecha de melanoma debe realizarse la biopsia de extirpación de la lesión, a ser posible entera para estudio histológico, que confirmará o no la presencia de células de melanoma.

Si se confirma melanoma debe realizarse un estudio de extensión para ver si en el momento del diagnóstico ya hubiera metástasis: TAC, PET, resonancia magnética, análisis de sangre y biopsia del ganglio centinela.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR