Malformación arteriovenosa cerebral: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de una malformación arteriovenosa cerebral (MAV) debe hacerse de forma totalmente individualizada, valorando el riesgo de que la MAV se rompa o sangre y el riesgo de las complicaciones que puedan surgir tras un tratamiento quirúrgico.

Cuando ocurre un sangrado de una MAV es una emergencia médica que precisa ser tratada lo antes posible. Según los síntomas que presente se tratan las convulsiones, el aumento de presión intracraneal y cualquier focalidad neurológica que ocurra.

Siempre que sea posible, el tratamiento definitivo es eliminar la malformación arteriovenosa cerebral mediante el tratamiento quirúrgico oportuno para cada caso, que puede ser:

  • Cirugía cerebral abierta: extirpar la malformación
  • Embolización o tratamiento endovascular: introducción de un catéter hasta los pequeños vasos del cerebro, donde se encuentra la MAV, e inyección de una sustancia dentro de los vasos malformados para detener el flujo de sangre dentro de la MAV.
  • Radiocirugía estereotáctica: aplicar radiación directamente sobre la MAV, que genera una cicatrización y reducción de la malformación. Es útil para pequeñas malformaciones que no se pueden extirpar.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR