Luxación de rodilla: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la luxación de la rodilla consiste en volver a colocar en su posición normal (reducir) los diferentes huesos de la articulación. En muchas ocasiones, esta reducción de la luxación debe realizarse por medio de una operación quirúrgica en la que también se pueden reparar las estructuras musculares o ligamentosas dañadas.

La fisioterapia también es importante en la rehabilitación tras una luxación de rodilla para fortalecer el músculo cuádriceps, recuperar la movilidad y el control de la articulación.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR