Luxación de hombro: Tratamiento

Tratamiento

Se puede tratar la luxación del hombro con las maniobras de reducción de la lesión sin anestesia, siempre y cuando se cumplan una serie de condiciones: hayan pasado menos de dos horas, se trate de una persona joven que esté tranquila y colaboradora, y se tenga suficiente experiencia para realizar la maniobra.

Maniobras más conocidas:

  • Maniobra de Milch: separar el brazo (abducción), traccionar, rotar hacia fuera (rotación externa) y colocar la mano tras la cabeza.
  • Maniobra de Kocher: traccionar, rotar hacia fuera (rotación externa), colocar el codo hacia adentro y hacia delante (aducción).
  • Método hipocrático: colocar el talón sujetando el tórax, traccionar, rotar hacia fuera (rotación externa), llevar el codo hacia adentro presionando contra el talón y rotación hacia dentro (rotación interna).
  • Técnica de tracción-contratracción: entre dos personas, una sujeta una sábana colocado debajo de la axila y el otro tracciona con ligeros movimientos de rotación hacia dentro y afuera (rotación externa e interna).
  • Técnica de Stimson: con el paciente tumbado boca abajo y el brazo luxado por fuera de la camilla, apliar un peso en la muñeca entre 5-10 kg durante 10-15 minutos, con con ligeros movimientos de rotación hacia dentro y afuera (rotación externa e interna).

Si las condiciones lo requieren, la reducción de la luxación puede hacerse bajo anestesia o con medicamentos que relajen la musculatura. En algunos casos puede ser precisa la cirugía reparadora.

Después de la reducción siempre se debe comprobar que no haya quedado atrapado o pinzado ningún vaso sanguíneo o nervio. Se realiza una radiografía de comprobación. Finalmente se inmoviliza con un vendaje llamado “Velpeau” durante 2 o 3 semanas y se programa rehabilitación con fisioterapia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!