Lupus: Síntomas

Síntomas

El lupus, al ser una enfermedad que afecta a distintos órganos, puede presentar síntomas de carácter general como pérdida de peso sin causa justificada, fiebre prolongada ajena a cualquier infección, cansancio o cambios en la temperatura corporal. Los síntomas articulares y musculares son los más frecuentes como el dolor e inflamación de las articulaciones en manos, muñecas, codos, rodillas y pies. Otros síntomas pueden ser hematológicos como la disminución del número de tipos de células sanguíneas o la aparición de anemia en el organismo.

Por otra parte, los síntomas digestivos son los menos frecuentes aunque pueden producirse vómitos, diarreas, alteraciones hepáticas o peritonitis entre otras cosas. Los síntomas que sí son graves y variados son los denominados neurológicos ya que un paciente con lupus puede llegar a desarrollar trastornos psiquiátricos, cefaleas o alteración de los nervios que pueden manifestarse a través de dolores de cabeza, hiperactividad o depresiones.

Existen síntomas en los riñones, como la nefritis, que impide que el riñón elimine de manera adecuada los residuos del organismo y provoca que se acumulen en la sangre. También es posible la aparición de síntomas dermatológicos  como el enrojecimiento y erupción de la piel de la cara (“eritema en alas de mariposa”), o síntomas cardiacos y pulmonares debido a que el pericardio, que es la capa que reviste el corazón, se inflama por la enfermedad provocando también una inflamación de la pleura, la membrana que reviste los pulmones. De esta forma pueden originarse otras enfermedades como la pericarditis y la pleuritis.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR