Litiasis renal: Diagnóstico

Diagnóstico

Las pruebas que se realizan para diagnosticar una litiasis renal pasan por análisis de sangre, en los que determinar los niveles de calcio de fósforo, de ácido úrico y de electrólítos, exámenes de la función renal, análisis de orina para ver cristales y buscar glóbulos rojos en la orina, análisis del cálculo para determinar el tipo y un pielograma intravenoso.

Para observar los cálculos o una obstrucción, así como su ubicación, el médico puede valerse de diversas pruebas, como una tomografía computarizada del abdomen, una resonancia magnética del abdomen y el riñón, una radiografía del abdomen, una pielografía intravenosa, una ecografía del riñón o una pielografía retrógrada.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR