Linfoma no Hodgkin: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de los linfomas no Hodgkin varía en función de la extensión y el grado de malignidad del tumor que nos lo darán las pruebas comentadas anteriormente. Los tratamientos más empleados para este tipo de tumor suele ser la quimioterapia, la radioterapia o ambas. El trasplante de células madre sanguíneas para recuperar la médula ósea tras dosis altas de quimioterapia es una opción que también se está empleando en algunas personas.  En ocasiones, las personas con linfoma no Hodgkin necesitan trasplantes de sangre y de plaquetas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR