Linfoma no Hodgkin: Diagnóstico

Diagnóstico

Para el diagnóstico de los linfomas no Hodgkin es necesario tomar una biopsia de alguno de los ganglios que están aumentados de tamaño para estudiarlo en el microscopio y ver que existen estos linfocitos de manera incontrolable. Además hará falta ampliar el estudio para conocer la extensión del tumor ya que hay riesgo que vaya a otros órganos y tejidos por lo que será necesario análisis de sangre, pruebas de imagen como radiografías, ecografía, gammagrafía, ecografía, TAC o un PET corporal y también una biopsia medular para valorar el estado y la posible enfermedad en la médula ósea.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!