Lesión medular traumática: Síntomas

Síntomas

Los síntomas de una lesión medular traumática varían en función del nivel de la lesión y de su gravedad.

Se pueden dividir en dos tipos:

  • Lesión completa: no se conserva ninguna función nerviosa por debajo del nivel de la lesión, es decir, no son posibles los movimientos voluntarios ni la sensibilidad. Estas lesiones completas son siempre bilaterales afectando a los dos lados del cuerpo por igual.
  • Lesión incompleta: puede conservar alguna sensibilidad por debajo del nivel de la lesión. Son más variables, por ejemplo, una persona puede ser capaz de mover más una parte del cuerpo que otra, o puede ser capaz de tener sensibilidad en una parte inmóvil, etc.

Además de los síntomas de pérdida de sensibilidad y de movimiento, se pueden sumar otros síntomas:

  • Alteraciones en el funcionamiento de la vejiga y de los intestinos.
  • Afectación de las funciones sexuales.
  • Si la lesión se produce a nivel alto sobre las vértebras cervicales C1 y C2, también se ven afectados los movimientos involuntarios como la respiración, y puede ser necesaria la conexión a un respirador mecánico. También puede estar afectada la regulación del ritmo cardiaco y de la presión sanguínea, el control de la temperatura del cuerpo, o la sudoración…
  • También puede presentarse dolor crónico.

Según los síntomas se puede conocer de forma aproximada la localización de la lesión medular:

- Lesiones en los segmentos medulares cervicales: en general se presenta como una tetraplegia (inmovilidad de las cuatro extremidades) que puede ser total o parcial.

  • C3 y superiores: Pérdida de la función del diafragma y los músculos que intervienen en la respiración. Se necesita un ventilador mecánico para respirar.
  • C4: Puede conservar algún control muy débil sobre el músculo bíceps y los hombros.
  • C5: Sí es capaz de mover los hombros y el bíceps, pero no las muñecas ni las manos.
  • C6: Se conserva control sobre las muñecas pero no de la mano.
  • C7 y T1: Pueden enderezar sus brazos pero hay problemas de destreza en las manos y los dedos.

- Lesiones en los segmentos medulares torácicos: tienen como resultado la paraplejía (inmovilidad de las piernas), las manos, los brazos, la cabeza y la respiración no se ven afectadas.

  • T1 a T8: Conserva el control de las manos pero no sobre los músculos abdominales, por lo que el control del tronco es difícil o imposible. Cuanto más inferior sea el nivel de la lesión, esta discapacidad será menos severa.
  • T9 a T12: Sí tiene un buen control del tronco y de los músculos abdominales, por lo que el equilibrio sentado es muy bueno. No puede mover las piernas.

- Lesiones en la región lumbar o sacra de la médula espinal: disminuye el control de las piernas y de la cadera, así como del sistema urinario, el ano y el aparato genital.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!