Leishmaniasis: Síntomas

Síntomas

La leishmaniasis tiene dos formas de presentación: la cutánea y la visceral. Cada una tiene sus características clínicas:

  • Leishmaniasis cutánea: se manifiesta con lesiones ulceradas en la piel que aparecen semanas o meses después de la picadura. Normalmente, suelen no doler pero pueden infectarse y dejar cicatrices.
  • Leishmaniasis visceral: afecta a órganos internos como el hígado, la médula ósea o el bazo. En esta forma aparece fiebre, pérdida de peso y aumento de tamaño del bazo y el hígado, lo que desencadena alteraciones analíticas, por ejemplo, anemia.

La leishmaniasis puede dar una serie de síntomas inespecíficos:

- Fiebre.

- Diarrea.

- Vómitos.

- Molestias abdominales.

- Pérdida de peso.

- Tos.

- Úlceras en boca.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR