Leishmaniasis: Prevención

Prevención

La mejor forma de disminuir el riesgo de leishmaniasis es evitar las picaduras del mosquito flebotomo.  Estos mosquitos suelen picar más en los meses de calor y, sobre todo, en las primeras horas del anochecer. Por ello, se aconseja extremar las medidas de protección de la piel para evitar picaduras:

- Uso de mosquiteras.

- Ropa protectora.

- Repelentes.

- Evitar escombros y restos de aguas cerca de la vivienda.

Además hay que hacer revisiones a los perros en el veterinario y que usen collares antiparasitarios para evitar el contagio por el parásito Leishmania, lo que evitaría que los mosquitos se contagiaran y propaguen a humanos la enfermedad.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR