Legionelosis: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la legionelosis es, sobre todo, la administración de antibióticos tan pronto como haya sospecha de la enfermedad. Muchas veces se inicia el tratamiento antes de tener la confirmación del diagnóstico por las pruebas de laboratorio, ya que pueden tardar un poco; pero ante la sospecha fundamentada de legionelosis se inicia tratamiento antibiótico de forma precoz. Además, según el estado general de la persona y los síntomas que presente también se administran sueros intravenosos para resposición de líquidos y oxígeno en una mascarilla.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!