Legionelosis: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la legionelosis debe basarse en la historia clínica detallada en la que destaque el dato del posible contagio por sistemas de refrigeración de edificios. A veces puede haber más personas afectadas y eso también es significativo. La exploración física es importante, la auscultación pulmonar con ruidos anormales, por ejemplo crepitaciones.

Entre las pruebas complementarias se incluyen:

- Radiografía de tórax.

- Análisis de sangre que incluya pruebas de función hepática, gasometría arterial, hemocultivos, broncoscopia, exámenes y cultivos de esputo para identificar la bacteria Legionella pneumophila o bien exámenes de orina para buscar proteínas pertenecientes a la bacteria.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!