Isquemia: Prevención

Prevención

La prevención de la isquemia para por el desarrollo de hábitos saludables. En concreto, se puede reducir el riesgo de isquemia con una dieta saludable y con un control del azúcar en sangre. Además, hay que mantener un peso saludable, abandonar el tabaco, realizar ejercicio de forma habitual, reducir el nivel de estrés y, aquellas personas que lo necesiten, tomar su medicación para las enfermedades del corazón, el colesterol, la diabetes o la presión arterial alta.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR