Isquemia: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la isquemia depende del tipo de isquemia a tratar.

En el caso de la isquemia miocárdica, el procedimiento, junto a un estudio del historial clínico, suele incluir un electrocardiograma (ECG), que registra el ritmo y la actividad del corazón. Así mismo, suele realizarse un análisis de sangre, que incluya pruebas de colesterol. La prueba de esfuezo o un ecocardiograma de esfuerzo también ayuda a identificar una isquemia miocárdica. Otras pruebas que pueden emplearse son el ecocardiograma, la gammagrafía nuclear, la angiografía coronaria o una tomografía computarizada (TC) cardíaca.

Para las isquemias agudas en las extremidades, hay que determinar donde está la oclusión, la gravedad y cuál es la causa. Las pruebas diagnósticas incluyen examen de pulso, evaluación Doppler, ecografía dúplex, angiografía por resonancia magnética, o la angiografía por tomografía computarizada (CTA).

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR