Isquemia arterial: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la isquemia arterial aguda tiene que ser precoz para evitar complicaciones.

Si se debe a una embolia, el tratamiento será quirúrgico ya que habrá que extraer el coágulo.

Si la isquemia se debe a una trombosis, se puede plantear tratamiento con fármacos, como analgésicos, anticoagulantes y fibrinolíticos para disolver el trombo. En estos casos suele terminar necesitando una intervención quirúrgica posterior para reparar el vaso dañado o realizar un bypass.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!