Intoxicación por monóxido de carbono: Prevención

Prevención

La prevención de la intoxicación por monóxido de carbono se basa en evitar cualquier fuente de este gas, por ejemplo:

  • Hacer las revisiones periódicas de las instalaciones de gas por organismos certificados.
  • No permanecer cerca de fuentes de combustión demasiado tiempo, por ejemplo los tradicionales braseros que usaban antiguamente para calentarse las piernas debajo de una mesa.
  • Asegurarse que cualquier combustión tenga un aporte de oxígeno apropiado.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!