Intoxicación por Etilenglicol

¿Qué es?

La intoxicación por etilenglicol es un cuadro de envenenamiento grave que constituye una urgencia médica.

El etilenglicol es un alcohol de estructura similar al alcohol etílico que es incoloro, inodoro y no volátil, que se usa mucho en la industria como componente de solventes, anticongelantes, soluciones descongelantes y limpiadores.

Causas

La intoxicación por Etilenglicol se produce por el consumo de este alcohol, ya sea de manera accidental o fortuita. La dosis tóxica en adultos es de 1 a 1,5 mL/kg (0,7 mL/kg en niños) y la dosis letal en adultos de 100 mL (1,5 mL/kg en niños).

Intoxicación por Etilenglicol: Síntomas

La intoxicación por Etilenglicol suele manifestarse a través de tres síntomas: depresión del sistema nervioso central, insuficiencia renal aguda y acidosis metabólica. En fases avanzadas también se aprecia una hipocalcemia. Con la intoxicación suele producirse una secuencia o cascada de síntomas:
  • Fase 1: Fase neurológica (las primeras 12 horas): como si de una intoxicación etílica se tratase pueden aparecer síntomas de embriaguez: confusión, somnolencia, nauseas, marcha torpe; y a medida que los niveles son mayores, depresión del sistema nervioso central.
  • Fase 2: Fase cardiopulmonar (de 12 a 36 horas): aparece taquicardia, hipertensión, acidosis metabólica, se acelera el ritmo respiratorio, insuficiencia cardíaca e hipocalcemia grave que puede producir espasmos musculares y tetanias. Además, debido a la disminución del potasio se producen arritmias y cambios en el electrocardiograma que si no se tratan pueden ser mortales
  • Fase 3: Fase renal (de 24 a 72 horas): conforme evoluciona se produce una insuficiencia renal que se manifiesta con sangre y proteínas en la orina, una disminución de la cantidad de orina que puede terminar necesitando hemodiálisis.

Intoxicación por Etilenglicol: Diagnóstico

La intoxicación por Etilenglicol se diagnostica demostrando la determinación en sangre de este alcohol mediante diferentes técnicas de laboratorio. Además, hará falta una gasometría para confirmar la acidosis metabólica con anión GAP ensanchado y una analítica con una bioquímica para ver la función renal y los niveles de calcio.

Intoxicación por Etilenglicol: Tratamiento

Para el tratamiento de la intoxicación por Etilenglicol hay que seguir una secuencia:
  • Es una patología grave, por lo que las personas que han ingerido etilenglicos deben de estar en el hospital para asegurar la vía aérea y la vía venosa. Para la acidosis se necesita bicarbonato sódico y para corregir la hipocalcemia, gluconato cálcico.
  • Cuidados gástricos: hay que evitar que aparezcan vómitos. El lavado gástrico tampoco se aconseja. En caso de reciente ingesta del alcohol, hay que administrar carbón activado para disminuir la absorción del etilenglicol en el tubo digestivo.
  • Minimizar el metabolismo del etilenglicol: según los niveles de etlilenglicol en sangre hay que usar el antídoto. Normalmente se hace con fomepizole o con etanol.
  • Hemodiálisis: sirve para depurar el etilenglicol, controla la acidosis y corrige la insuficiencia renal aguda. Se necesita en caso de que fallen las medidas anteriores.

Intoxicación por Etilenglicol: Prevención

Para prevenir la intoxicación por Etilenglicol hay que evitar su consumo. Se debe poner mucho cuidado y distinguir este alcohol mediante etiquetas o recipientes, puesto que al no tener ni color ni olor puede confundirse con otro líquido y beberlo por error.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR