Intoxicación por arsénico

¿Qué es?

La intoxicación por arsénico es el conjunto de alteraciones que se producen debidas a la introducción de este compuesto químico en el organismo.

El arsénico es un elemento químico que se encuentra en la naturaleza en diferentes formas. Está incluido en la tabla periódica de los elementos y se clasifica dentro del grupo de los semimetales.

Desde los tiempos antiguos se conocen sus efectos extremadamente tóxicos. Pero, al mismo tiempo, es un elemento esencial para la vida en mínimas cantidades (oligoelemento), que interviene en la síntesis de los aminoácidos y el metabolismo del zinc.

Actualmente, el uso de los derivados del arsénico se emplean en la industria para:

– Preservación de la madera.

– Fabricación de herbicidas e insecticidas.

– En fundiciones de cobre, plomo, zinc, estaño y oro.

– En la industria microelectrónica, del vidrio y de pigmentos.

– En ciertos fármacos veterinarios antiparasitarios.

Causas

Las causas de la intoxicación por arsénico pueden ser agudas, por contacto repentino y breve; o crónicas, por contacto mantenido o a largo plazo. En general, la intoxicación se debe al contacto tanto por vía inhalada, como por cutánea, o la presencia en el agua. Los autoridades sanitarias establecen unos parámetros de seguridad medioambiental donde se indican las dosis seguras por metro cúbico. El efecto del arsénico provoca que se inhiba o bloquee la actividad de los enzimas del interior de las células que intervienen en las reacciones químicas más vitales, de modo que finalmente se produce un fallo multiorgánico. 

Intoxicación por arsénico: Síntomas

La intoxicación por arsénico en su forma aguda puede presentar los siguientes síntomas:
  • Síntomas gastrointestinales (aparecen entre 1 y 12 horas después del contacto): aliento con olor a ajo, lesiones en la comisura labial, náuseas y vómitos, dolor  cólico del abdomen en la región del epigastrio, diarrea con heces en forma de arroz, hemorrágica intestinal similar a la que se produce en la enfermedad del cólera, alteración de los análisis de sangre con elevación de las transaminasas hepáticas.
  • Síntomas cardiovasculares: hipotensión arterial y shock, que se producen de forma secundaria a la dilatación de los vasos sanguíneos y a la disminución de la función de bombeo del corazón, edema agudo de pulmón, arritmias y miocardiopatía congestiva
  • Síntomas cutáneos: irritación, ampollas y  desprendimientos de piel por contacto local; y erupción por efecto sobre la piel del contacto en el interior del organismo (sistémico).
  • Síntomas neurológicos: dolor de cabeza, adormecimiento, convulsiones, coma, polineuropatía sensitiva y motora, alteraciones en la sensibilidad y disfunciones motoras, a los diez días del contacto.
  • Síntomas urinarios: trastornos en las estructuras microscópicas de filtrado (glomérulos) y de transporte (túbulos) del interior del riñón.
  • Síntomas hematológicos: anemia, disminución de glóbulos blancos (leucopenia)  y de plaquetas (trombocitopenia) por aplasia medular, es decir, porque la médula ósea no puede realizar su función formadora de células de la sangre.
La intoxicación por arsénico en su forma crónica, es decir, por la exposición prolongada a pequeñas cantidades de arsénico, puede presentar los siguientes síntomas:
  • Síntomas digestivos: náuseas y vómitos, dolores abdominales de tipo cólico, diarrea, cirrosis hepática o carcinoma hepático.
  • Síntomas cutáneos: erupciones de diferente forma (eritemas, pápulas, vesículas) úlceras, aumento del grsor de la piel en palmas y plantas (hiperqueratosis palmoplantar), verrugas, oscurecimiento de la piel (hiperpigmentación) y cáncer de piel.
  • Lesiones cardíacas y enfermedades vasculares periféricas.
  • Perforación de tabique nasal, cuando el contacto prolongado es por inhalación.
  • Cáncer de pulmón, de riñón o de vejiga.
  • Ceguera.

Intoxicación por arsénico: Diagnóstico

La intoxicación por arsénico se diagnostica mediante análisis de la cantidad de este compuesto químico en la orina, el cabello o las uñas. La principal sospecha diagnóstica se establece por la entrevista clínica y antecedentes de contacto. Además, son necesarias pruebas diagnósticas como electrocardiograma, análisis de sangre que incluya hemograma, niveles de iones, equilibrio ácido-base, y pruebas de función hepática y renal.

Intoxicación por arsénico: Tratamiento

El tratamiento de la intoxicación por arsénico depende de las manifestaciones clínicas que presente y de si se trata de una intoxicación aguda o crónica. Cuando la intoxicación aguda se ha producido por ingesta reciente, se puede administrar carbón activado y realizar un lavado gástrico. Nunca se deben de dar alimentos o remedios caseros con el fin de neutralizar el efecto o inducir el vómito. Si la intoxicación es de tal gravedad que la persona sufre una parada cardiorrespiratoria, se procederán a las maniobras de reanimación cardiopulmonar y el resto de medidas de soporte vital que sean necesarias. Los quelantes son el tratamiento específico de la intoxicación por arsénico. Un quelante es una sustancia que es capaz de impedir o reducir la acción del metal tóxico, mediante una especie de secuestro químico. Lo quelantes más utilizados en la intoxicación por arsénico son: dimercaprol, ácido dimercaptosuccínico o d-penicilamina.

Intoxicación por arsénico: Prevención

La prevención de la intoxicación por arsénico pasa por que empresas, fabricantes o cualquier agente industrial cumpla de forma estricta las medidas establecidas para no sobrepasar los límites de seguridad de contenido de arsénico en el agua y en la atmósfera. Cumplir las normativas de seguridad en el trabajo ante la exposición de arsénico. Evitar los productos domésticos que contengan arsénico y guardarlos fuera del alcance de los niños.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR