Intoxicación alimentaria: Prevención

Prevención

Es imprescindible garantizar unas buenas prácticas de higiene y de seguridad en la preparación y conservación de los alimentos para evitar al máximo cualquier contaminación por los agentes tóxicos.

En casa:

  • Lavarse cuidadosamente las manos antes de preparar o servir los alimentos.
  • Cocinar los huevos, carnes y pescados para que no estén demsiado crudos.
  • Lavar bien las frutas, verduras y hortalizas.
  • Usar platos, cubiertos y utensilios de cocina limpios.
  • Mantener los alimentos correctamente refrigerados o congelados según las indicaciones del fabricante o distribuïdor.
  • Asegurarse de que los productos lácteos contienen la etiqueta de pastuerizados.

En los viajes:

  • Consumir agua embotllada en los viajes a zonas de riesgo.
  • Consumir las salsas, compotas o aderezos que tengan envases de una ración individual.
  • Comer preferiblemente alimentos calientes y recién cocinados.
  • Pelar las frutas y las verduras crudas.
  • Evitar ensaladas que hayan podido estar lavadas con aguas no tratadas.
  • Evitar comidas informales, envases no etiquetados o puestos callejeros.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!