Intoxicación aguda por plaguicidas organoclorados

¿Qué es?

La intoxicación aguda por plaguicidas organoclorados es la exposición de una sustancia tóxica que se utiliza para destruir o controlar las plagas de las plantaciones agrícolas.

Los organoclorados son hidrocarburos con alto contenido en átomos de cloro. Se degradan con mucha dificultad en la naturaleza y por eso es fácil que contaminen a otros seres vivos, a los animales y al ser humano.

Su uso ha sido muy restringido por la legislación actual debido a los graves problemas de intoxicación, acumulación en los tejidos animales, efectos cancerígenos por mutaciones, etc. Aún así en algunos países sigue existiendo su uso.

El primer plaguicida organoclorado sintetizado en los años ’40 fue el DDT o diclorodifeniltricloroetano, que se hizo ampliamente conocido.

Causas

La causa de la intoxicación aguda por plaguicidas organoclorados es el contacto directo con el agente tóxico por ingesta, por inhalación o a través de la piel.  Normalmente es un contacto accidental. La toxicidad de los organoclorados es variable, según sea su configuración química y la estabilidad del tipo de compuesto, que son aspectos que le confieren mayor o menor capacidad de unirse a los tejidos con componente graso del organismo (liposolubilidad). Una vez asimilados por el organismo, se concentran en sistema nervioso central, los ganglios nerviosos, las glándulas suprarrenales y el tejido adiposo o graso en general. La eliminación del tóxico es lenta.  El compuesto se va degradando mediante el metabolismo en el hígado y se transforma en compuestos solubles en agua (hidrosolubles) para poderse excretar por la bilis o por la orina. El problema también es que algunos productos de la degradación de estos plaguicidas organoclorados son metabolitos igualmente tóxicos y pueden dar problemas de daño hepático y renal.

Intoxicación aguda por plaguicidas organoclorados: Síntomas

Los síntomas de la intoxicación aguda por plaguicidas organoclorados son diferentes según el tiempo transcurrido. En las primeras 24 horas pueden manifestarse los siguientes síntomas.
  • Síntomas digestivos: vómitos, dolor abdominal de tipo cólico, diarrea e incluso diarrea sanguinolenta.
  • Síntomas neurológicos: calambres musculares, alteraciones de la sensibilidad (parestesias), vértigo, confusión, alteración de la coordinación del movimiento (ataxia), elevación de la temperatura o hipertermia, convulsiones, depresión respiratoria.
  • Síntomas cardiovasculares: inestabilidad hemodinámica, shock cardiogénico.
  • Síntomas pulmonares (si la vía de entrada fue inhalatoria y/o se produjo aspirado del contenido del estómago hacia los pulmones): coloración azulada de la piel (cianosis), edema pulmonar.
  • Manifestaciones hematológicas: anemia hemolítica, púrpura.
  • Síntomas cutáneos (si la vía de entrada fue cutánea): erupción maculopapulosa, dermatitis eczematiforme.
A partir de las 24h, pueden aparecer además otros síntomas:
  • Manifestaciones hepáticas: elevación de las enzimas hepáticas transaminasas, ictericia, alteración de excreción de la bilis (colestasis), alteraciones de la coagulación.
  • Manifestaciones renales: presencia de sangre en la orina (hematuria), ecasa o nula producción de orina (oligoanuria).
Cuanto más precoz y severa sea la sintomatología neurológica, peor será el pronóstico. En los casos más graves puede desdencadenarse un fallo multiorgánico y la muerte.

Intoxicación aguda por plaguicidas organoclorados: Diagnóstico

El diagnóstico de una intoxicación por plaguicidas es fundamentalmente clínico por la historia clínica de contacto con el agente tóxico. La exploración física y un análisis toxicológico permiten conocer la sustancia que ha provocado la intoxicación. Otras pruebas complementarias como radiografía de tórax, electrocardiograma o endoscopias pulmonar o digestiva, son necesarias para valorar el grado de afectación de la intoxicación en los diferentes órganos y sistemas del organismo. Es importante dar el nombre exacto del producto si se conoce, o aportar una fotografía si es posible.

Intoxicación aguda por plaguicidas organoclorados: Tratamiento

En el tratamiento de la intoxicación aguda por plaguicidas organoclorados son básicas las medidas de soporte para que el organismo pueda eliminar por sí mismo el tóxico, a la vez que se consigan mantener las funciones de los órganos. No existe un antídoto. Las medidas de eliminación del tóxico son:
  • Lavado gástrico con agua bicarbonatada
  • Gastroclisis con carbón activo, es decir, administrado por sonda nasogástrica directamene en el estómago
  • Purgante salino.
  • Lavado de la piel meticuloso si se sospecha intoxicación por contacto cutáneo.
Las medidas de soporte vital son:  control de la vía aérea, oxigenoterapia, ventilación mecànica si es necesaria. También se corrigen con tratamiento de sueroterapia los trastornos del pH, de los iones en la sangre, de la glucemia, etc. Cuando ocurren convulsiones se administran medicamentos anticonvulsivantes como el diazepam, a las dosis indicadas por el médico. ¡Atención! Nunca debe iniciarse un tratamiento para la intoxicación, ni mucho menos un remedio casero, sin el control médico oportuno. Ante la duda es mejor no ofrecer nada para comer o beber a la persona que ha sufrido una intoxicación, ni tampoco provocarle el vómito.

Intoxicación aguda por plaguicidas organoclorados: Prevención

La prevención de la intoxicación aguda por plaguicidas organoclorados deben hacerla sobretodo las personas que manipulan o contactan con plaguicidas por su trabajo o vida cotidiana.
  • Leer siempre la etiqueta del producto.
  • Guardar siempre los plaguicidas bajo llave.
  • Alejar cualquier producto del alcance de los niños
  • Nunca utilizar otro envase ni modificar su etiquetado
  • Nunca utilizar el envase vacío para ningún otro uso
  • No transportar sustancias peligrosas en un vehículo dentro de la misma cabina del conductor, ni que pueda contactar con la ropa.
  • Usar el equipo homologado de seguridad con guantes, botas, mascarilla, gorro, traje, etc…)
  • Evitar aplicar el producto en contra del viento, para que no caiga sobre uno mismo.
  • No fumar, ni comer, ni masticar chicle durante la fumigación.
  • Lavarse bien las manos y la cara con abundante agua y jabón tras la aplicación del plaguicida.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR