Infección nosocomial: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de una infección nosocomial no siempre es sencillo. Se basa en la demostración del agente infeccioso mediante cultivo de muestras de sangre, secreciones o tejidos, por serologías (anticuerpos) o técnicas de laboratorio como PCR (reacción en cadena de la polimerasa) y otras.

Si se trata de una bacteria, en las pruebas complementarias se realiza un antibiograma, que permite saber a qué antibióticos tiene resistencia y a cuál es sensible.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR