Hombro Doloroso

¿Qué es?

El síndrome del hombro doloroso es un conjunto de signos y síntomas que afectan a las estructuras de la articulación del hombro ya sea a nivel de los músculos, tendones, nervios, vainas tendinosas, nervios, vasos y a nivel articular.

Causas

Las causas del hombro doloroso pueden estar en alteraciones de la estructura de los componentes que están en el hombro (articulación, huesos, nervios, vasos) pero también deberse a patología en otros niveles como los problemas cervicales de artrosis o hernias discales. Ciertas enfermedades neurológicas, infecciones o tumores pueden desencadenar un hombro doloroso.

Hombro Doloroso: Síntomas

El principal síntoma del hombro doloroso es el dolor, que generalmente duele más por la noche y al mover el brazo. En ocasiones baja por el brazo pudiendo llegar a la mano. Puede comenzar de forma lenta y progresiva, sin relación con esfuerzos o traumatismos previos, o de forma aguda, normalmente tras accidentes. Con frecuencia se acompaña de pérdida de movilidad del brazo. Si se prolonga mucho tiempo puede aparecer lo que se llama un "hombro congelado" o capsulitis adhesiva, en la que al dolor se añade una disminución global de la movilidad del hombro.

Hombro Doloroso: Diagnóstico

Para explorar bien un hombro doloroso es muy importante la exploración del mismo a través de una detallada inspección, palpación y valoración de la movilidad. Entre las pruebas diagnósticas hay que tener en cuenta la radiografía del hombro, la ecografía para ver posibles roturas del manguito de los rotadores y una RMN.

Hombro Doloroso: Tratamiento

A la hora de tratar el hombro doloroso se aconseja seguir una serie de indicaciones. En función de los resultados que vayamos obteniendo iremos escalando en las diferentes opciones terapéuticas:
  • Reposo y limitación de los movimientos
  • Analgesia con paracetamol o antiinflamatorios no esteroideos (AINEs)
  • Ejercicio y fisioterapia para ganar movilidad, flexibilidad y fortalecer el hombro
  • Infiltración con glucocorticoides
  • Cirugía: cuando han fallado las opciones anteriores.

Hombro Doloroso: Prevención

A la hora de prevenir la aparición del hombro doloroso, si se debe a sobrecarga articular directa, una buena opción sería moderar las sesiones de entrenamiento y programar periodos adecuados de descanso para prevenir la tendinitis. El precalentamiento y la realización de estiramientos y ejercicios de fuerza son también componentes de la prevención. Tratar justo cuando aparezca el primer síntoma del dolor puede ayudar a prevenir que el problema se cronifique.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR