Hipo: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento del hipo se aconseja que se ajuste a la causa que lo produzca si es que la conocemos.

Hay una serie de medidas o remedios que parecen ayudar a frenar el hipo entre los que se pueden citar:

  • Tomar un vaso de agua fría.
  • Beber agua agachando el cuerpo hacia delante.
  • Aguantar la respiración y espirar después lentamente, repitiendo varias veces el proceso.
  • Tomar una cucharada de azúcar.
  • Respirar repetidamente dentro de una bolsa de papel.
  • Tomar una cucharadita de limón o un poco de vinagre.
  • Que te den un susto cuando te encuentres desprevenido (aunque esto puede no ser recomendable para algunas personas, y no se debe hacer con niños).
  • Medicamentos: solo se deben administrar en caso de hipo persistente y bajo prescripción médica. Dentro de los fármacos, el más recomendado es el baclofeno que actúa a nivel neurológico intentando inhibir el centro del hipo. Suele ser efectivo pero puede dar síntomas adversos por lo que hay que tener cuidado a la hora de elegir sobre qué pacientes pueden tomarlo y tener cuidado al retirarlo, sobre todo en ancianos, ya que puede dar alucinaciones. Otras opciones farmacológicas serían: clorpromazina, haloperidol, carbamazepina, amitriptilina o metoclopramida.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR