Hipo: Diagnóstico

Diagnóstico

Para el diagnóstico del hipo persistente es necesario hacer una historia clínica detallada, una exploración física completa y una serie de pruebas complementarias dirigidas para llegar al diagnóstico.

  • Historia clínica: antecedentes personales (tóxicos, fármacos, enfermedades conocidas…); enfermedades del paciente (pirosis, vómitos, dolor abdominal) indagando en los diferentes sistemas tanto digestivo, como cardiorrespiratorio y neurológico
  • Exploración física: constantes, exploración cardiorrespiratoria, abdominal, neurológica, otorrinolaringóloga,…
  • Pruebas complementarias:
    1. Analítica
    2. Radiografía de tórax
    3. Gastroscopia
    4. TAC torácico
    5. RMN cerebral
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!