Hipertermia maligna: Prevención

Prevención

La prevención de la hipertermia maligna se debe tener en cuenta a la hora de un procedimiento quirúrgico que implique anestesia general. El anestesista debe tomar las medidas oportunas para evitar tanto como sea posible que se desencadene una crisis de hipertermia maligna.

En general, la prevención de la hipertermia también consiste en evitar el consumo de drogas estimulantes, como cocaína, anfetaminas y éxtasis, ya que pueden desencadenar crisis en personas propensas.

Si una persona conoce que en su familia existen antecedentes de miopatía, distrofia muscular o hipertermia maligna se recomienda solicitar asesoría genética.

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!