Hernia de hiato: Síntomas

Síntomas

En muchas ocasiones la hernia de hiato no produce síntomas, y cuando lo hace puede ser tan leve que el paciente no le da importancia y no consulta por ello a su médico.

Pacientes que tienen  grandes hernias por deslizamiento o tipo I pueden presentar síntomas típicos de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE):

  • Sensación de ardor o quemazón por debajo del esternón.
  • Regurgitación. Sensación de que el contenido del estómago asciende hasta la boca o hasta la faringe.
  • Dolor, acompañando al ardor (pirosis) en el estómago y tórax.
  • Eructos.

Los pacientes con hernia de hiato paraesofágica o tipo II son asintomáticos o en muchas ocasiones describen unos síntomas vagos y de manera intermitente.  Los más frecuentes son:

  • Dolor epigástrico  (a la altura de la boca del estómago) o por detrás del esternón.
  • Plenitud postprandial, es decir, la sensación de estar lleno después de comer.
  • Náuseas.
  • Disnea o sensación de dificultad para respirar adecuadamente.

Hay ocasiones en que debido a diferentes circunstancias pueden aparecer complicaciones que, aunque raras, pueden incrementar los síntomas o aparecer alguno nuevo. En las hernias  por deslizamiento estas complicaciones son raras y están relacionadas usualmente al reflujo gastroesofágico y en cuanto a las hernias paraesofágicas, la mayoría de las complicaciones son originadas por problemas mecánicos causados por la hernia:

  • Disfagia o dificultad para tragar. Causado por un vólvulo gástrico que es la rotación anormal sobre sí mismo del estómago herniado
  • Sangrado. Aunque es infrecuente, puede producirse por una úlcera, gastritis o erosión de la porción de estómago incarcerada (herniada)
  • Complicaciones respiratorias como resultado de la compresión mecánica del pulmón por una gran hernia.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!