Herida por arma blanca: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de una herida por arma blanca es quirúrgico.

Si la herida es pequeña y solo afecta a la piel y a las capas superficiales, se puede suturar, si las condiciones de la herida lo permiten y si no se ha sobrepasado un tiempo excesivo desde que se ha producido la lesión.

Además el tratamiento debe ir dirigido a recuperar la lesión de las estructuras que se han visto dañadas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR