Hepatitis: Tratamiento

Tratamiento

Las hepatitis de tipo A y B suelen curarse sin necesidad de una intervención médica. Ya que no existe un tratamiento específico para la hepatitis A, se recomienda seguir una dieta pobre en grasas, evitar tóxicos como el alcohol y aumentar el tiempo de descanso. Para el tipo B, además de estas indicaciones, existen fármacos, como Entecavir o Tenefovir  que pueden eliminar esta rama de la patología.

Respecto al a hepatitis C, hoy en día el tratamiento más efectivo que existe se encuentra en la combinación de interferón pegilado alfa con deribavirina. Este tratamiento dura de 24 a 48 semanas y puede presentar efectos secundarios en los pacientes.

También existe un reciente avance en el campo del tipo C de la patología y es el descubrimiento de una técnica de diagnóstico que permite determinar con gran fiabilidad si un paciente con hepatitis C se va a curar con el tratamiento. Se trata de la mutación en un gen del organismo que produce una sustancia denominada interlequina 28b. Además, en los últimos años se han desarrollado gran cantidad de medicamentos que atacan diferentes enzimas esenciales para el desarrollo del tipo C, y que consiguen eliminar la enfermedad de forma mucho más eficaz que otros tratamientos.

En los casos en los que el daño hepático es irreversible, como última opción se puede realizar un trasplante de hígado. El primer trasplante hepático realizado en España fue en 1984 y, en la actualidad, existen más de 25 hospitales en nuestro país donde cada año se realiza esta intervención a más de mil pacientes aproximadamente.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR