Hemorroides: Diagnóstico

Diagnóstico

Para hacer un diagnóstico correcto de la patología de los problemas hemorroidales es necesario, en primer lugar, mirarlas. Para ello, a veces basta con hacer un tacto rectal, pero no suele ser suficiente para hacer un buen diagnóstico.

El diagnóstico de las hemorroides suele requerir de la realización de una prueba denominada anuscopia. Consiste en la introducción de un tubo a través del ano que permite ver cuál es la implantación o el origen de las hemorroides, ya que muchas de ellas tienen origen interno. La anuscopia también permite saber el grado que tienen de desarrollo y la complicación que tienen.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR