Hemorragia subaracnoidea: Prevención

Prevención

La mortalidad de la hemorragia subaracnoidea es del 51%; hasta un tercio de los supervivientes necesitará cuidados a los largo de su vida.

La mayoría de los fallecimientos ocurren dentro de las dos semanas siguientes al sangrado, un 10% antes de que el paciente reciba atención médica y un 25% en las 24 horas siguientes.

Alrededor de la mitad de los supervivientes pueden tener un deterioro cognitivo importante, con afectación de su estado funcional y de su calidad de vida.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!