Hematoma Subdural

¿Qué es?

El hematoma subdural es una acumulación de sangre entre la cubierta del cerebro (conocida como duramadre) y la superficie del cerebro

Causas

El hematoma subdural suele ser consecuencia de un traumatismo craneocencefálico intenso y su aparición suele ser aguda y comprimir el cerebro poniendo en peligro la vida de la persona. En otras ocasiones, el golpe no es tan intenso y el hematoma se va formando lentamente (durante días o semanas), lo que se conoce como hematoma subdural crónico. Hay ciertas situaciones que aumentan el riesgo de sangrado como sería el caso de personas mayores, tomar ciertos medicamentos como los antiagregantes o los anticoagulantes, abuso de alcohol, caídas frecuentes, traumatismos repetitivos o ciertas enfermedades en la sangre que impide una correcta coagulación.

Hematoma Subdural: Síntomas

Los síntomas que deben hacernos sospechar en un hematoma subdural sería tener dolor de cabeza, estar aletargado o confuso, tener un lenguaje enlentecido con problemas en el habla, alteraciones en la visión, pérdida de conocimiento, sensación de entumecimiento, debilidad, tener nauseas o vómitos e incluso sufrir crisis epilépticas.

Hematoma Subdural: Diagnóstico

Para el diagnóstico del hematoma subdural será necesario la visualización por una prueba de imagen como sería una resonancia o una tomografía. En ocasiones será necesario la realización de una punción lumbar para confirmar la sospecha.

Hematoma Subdural: Tratamiento

En un hematoma subdural agudo será necesario realizar cirugía de urgencia. El neurocirujano hará un pequeño agujero en el cráneo para drenar la sangre y que de esa manera se alivie la presión en el cerebro que ponía en riesgo la vida de la persona. Pueden ser necesarios ciertos medicamentos como diuréticos o los corticoides con la finalidad de reducir el hinchazón que se produce secundario al hematoma.

Hematoma Subdural: Prevención

Para prevenir el hematoma subdural es de vital importancia intentar reducir el riesgo de tener un traumatismo craneal. Por lo que según la actividad que se desarrolle se aconsejará el uso de cascos, cinturones de seguridad, evitar mobiliario en la casa de personas mayores o niños que se puedan tropezar y caer…
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR