Hamartoma

¿Qué es?

El hamartoma es un crecimiento tumoral benigno, es decir, no canceroso compuesto por una mezcla anormal de células y tejidos que forman una masa. Por lo general, estos tejidos y células que componen el hamartoma son los propios que se encuentran en la misma área del cuerpo donde se presenta el crecimiento.

Por ejemplo, un hamartoma mamario estará compuesto de tejido glandular mamario, tejido de sostén con fibras de colágeno, tejido graso, vasos sanguíneos o linfáticos, etc. Todo ello de forma desorganizada y con estructura amorfa.

Hamartoma: Síntomas

Los hamartomas pueden ser únicos o múltiples y desarrollarse en cualquier órgano o zona del organismo, por ejemplo en los pulmones, riñones, el corazón, hígado, bazo, ojo, piel, glándulas, etc. Un hamartoma puede pasar inadvertido durante parte de su crecimiento, sobretodo cuando afecta a órganos internos y no produce síntomas por compresión. No tiene un comportamiento agresivo con metástasis como los tumores cancerígenos. Los síntomas que puede provocar tienen relación con el efecto de compresión y falta de espacio que pueda ocasionar sobre los otros órganos y estructuras del organismo. Cuando se localiza en la piel, especialmente en la cara o el cuello, pueden ser muy deformantes.

Hamartoma: Diagnóstico

El diagnóstico de un hamartoma se sospecha en base a la historia clínica y la exploración física, y a partir de aquí se realizan pruebas complementarias que lo definan, como son las pruebas de imagen radiológica: radiografías, tomografía axial computarizada o resonancia magnética entre otras, y finalmente el análisis de la anatomía patológica de la masa es el que definirá objetivamente el tipo de tejidos y células que lo componen para dar un diagnóstico definitivo. La muestra de esta masa para analizar se puede obtener mediante biopsia o directamente en la cirugía para extirpar el hamartoma.

Hamartoma: Tratamiento

El tratamiento de un hamartoma, por regla general, es la cirugía. Según el órgano o estructura a la que afecte, puede ser necesario el tratamiento que supla o sustituya la función adecuada de ese órgano. Por ejemplo, un hamartoma en la hipófisis que esté impidiendo la producción adecuada de hormonas hipofisarias, tendrá que tratarse además de con la extirpación, con los fármacos que suplan la función hormonal adecuada.

Hamartoma: Prevención

No se conoce la prevención de un hamartoma.

Causas

La causa exacta de la aparición de un hamartoma no se conoce, pero se trata en general de una proliferación de forma desordenada y desorganizada de células y tejidos en cualquier parte del organismo. Existen ciertas enfermedades que se asocian de forma más frecuente con la aparición de hamartomas, por ejemplo: la esclerosis tuberosa, la neurofibromatosis y el síndrome de Proteus.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR