Gonorrea

Gonorrea: ¿Qué es?

La gonorrea o infección gonocócica es una enfermedad de transmisión sexual muy común.

La Organización Mundial de la Salud calcula que cada día más de un millón de personas contraen algún tipo de infección de transmisión sexual. Y concretamente en el caso de la gonorrea, cada año contraen la enfermedad 106 millones de personas. Por todo ello la OMS alerta que desde hace algunos años se está convirtiendo en un grave problema de salud pública.

Gonorrea: Causas

La infección gonocócica la causa la bacteria Neisseria gonorrhoeae, también llamada “gonococo”. El goococo prolifera en las zonas del cuerpo húmedas y cálidas y se contagia por cualquier tipo de actividad sexual que entre en contacto la boca, la vagina, el pene o el ano.

Gonorrea: Síntomas

Los síntomas de la gonorrea aparecen a los pocos días de la infección por un contacto sexual de riesgo. En ocasiones, los varones tardan hasta un mes en presentar síntomas, y a veces hay personas que no tienen ningún síntoma, lo cual implica mayor riesgo de transmisión de la enfermedad por desconocimiento y falta de tratamiento. Síntomas en hombres:
  • Dolor y ardor al orinar.
  • Aumento de la frecuencia de orinar.
  • Secreción espesa del pene de color blanco, amarillo o verde.
  • Orificio de la uretra rojo o inflamado.
  • Testículos sensibles o inflamados.
  • Dolor de garganta (faringitis gonocócica).
Síntomas en mujeres:
  • Dolor y ardor al orinar.
  • Relaciones sexuales dolorosas.
  • Dolor de garganta (faringitis gonocócica).
  • Dolor en la parte baja del abdomen (si la infección se disemina a los genitales internos).
  • Secreción vaginal anormal de color verdoso o amarillento y con mal olor.
  • Fiebre
Síntomas de infección gonocócica diseminada al torrente sanguíneo:
  • Fiebre.
  • Erupción o sarpullido.
  • Dolor e inflamación en las articulaciones (artritis gonocócica).

Gonorrea: Diagnóstico

La gonorrea se puede diagnosticar de forma rápida con el examen al microscopio de una muestra de la secreción genital. La forma más precisa es detectar la presencia del material genético (ADN) del gonococo en una muestra de secreción genital o de orina. Esta prueba de laboratorio se llama reacción en cadena de la polimerasa (PCR siglas en inglés). También se pueden realizar cultivos de frotis tomados en el cuello del útero, la vagina, la uretra, el ano o la garganta para comprobar el crecimiento del gonococo. Se recomienda además el estudio de otras enfermedades de transmisión sexual: como clamidia, sífilis, VIH, herpes y hepatitis.

Gonorrea: Tratamiento

El tratamiento de la gonorrea es sencillo y eficaz por lo general con una sola dosis de antibióticos por vía oral o inyectados. Es importante recibir el tratamiento lo antes posible para minimizar las posibles complicaciones así como la transmisión de nuevos contagios. Se recomienda que las parejas sexuales de los dos últimos meses también reciban atención médica aunque no tengan síntomas, para descartar la enfermedad, y en caso de confirmar la infección por gonococo, tratarla de forma adecuada.

Gonorrea: Prevención

La gonorrea puede prevenirse siguiendo estos consejos:
  • Limitar el número de parejas sexuales y tener un comportamiento sexual seguro.
  • Usar el preservativo y otros métodos de barrera que impidan el paso de secreciones contagiosas en cualquier tipo de relación sexual vaginal, anal, oral y también en el intercambio de juguetes sexuales.
  • Evitar tener relaciones sexuales bajo los efectos del alcohol o las drogas ya que éstos reducen la percepción de riesgo y el uso adecuado de los métodos barrera.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR