Glomerulonefritis aguda

¿Qué es?

La glomerulonefritis aguda es una enfermedad de los riñones en la que se produce un daño en las estructuras vasculares donde se filtra la sangre (glomérulos renales). Esta alteración en los glomérulos provoca que se pierda sangre y proteínas por la orina de forma anormal.

A diferencia de la forma crónica, la glomerulonefritis aguda se desarrolla rápidamente.

Glomerulonefritis aguda: Síntomas

Los síntomas de la glomerulonefritis aguda al inicio pueden ser:
  • sangre en la orina, orina rojiza o de tonalidad marrón como las bebidas de cola.
  • orina de aspecto espumoso (debido a la presencia de proteínas en la orina)
  • hinchazón de cara, ojos, tobillos, piernas y abdomen, sobre todo por la mañana
  • hipertensión arterial
Si la glomerulonefritis aguda no se detecta pronto, podría evoluionar hacia una insuficiencia renal. Los síntomas de la insuficiencia renal son:
  • orinar con más frecuencia de la habitual, aunque cantidades escasas de orina
  • náuseas y vómitos
  • calambres musculares por las noches
  • malestar general, fatiga, falta de apetito
  • pérdida de peso
  • palidez
  • hipertensión arterial
  • dolores de cabeza
  • acumulación de líquido en los tejidos (edemas)

Causas

Las principales causas de una glomerulonefritis aguda son:
  • Glomerulonefritis post-estreptocócica: se desarrolla después de una infección por estreptococos del grupo A, por ejemplo una faringoamigdalitis estreptocócica, o una infección en la piel.
  • Una hepatitis, endocarditis u otros procesos infecciosos.
  • Una afeactación del sistema inmunitario: lupus, infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), etc.
Tienen más riesgo las personas que padezcan un trastorno de la sangre o el sistema linfático, con antecedentes de cáncer, que hayan estado expuestos a disolventes hidrocarburos o que hgan un uso excesivo de los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). También aumentan el riesgo de glomerulonefritis las siguientes enfermedades: amiloidosis, enfermedad de anticuerpos antimembrana basal glomerular, vasculitis, poliarteritis, glomeruloesclerosis focal y segmentaria, síndrome de Goodpasture, púrpura de Schönlein-Henoch, nefropatía por IgA, nefritis lúpica, glomerulonefritis membranoproliferativa…

Glomerulonefritis aguda: Diagnóstico

El diangóstico de la glomerulonefritis aguda se sospecha por la clínica que corresponde a la  alteración de la funcion renal y a la hipertensión arterial. Se confirma con la exploración y las pruebas complementarias que pueden incluir:
  • Análisis de sangre: puede encontrarse anemia y alteración de los parámetros que valoran la función renal
  • Análisis de orina: se alteran los valores normales de filtración de sustancias, por ejemplo se detecta comúnmente un aumento de proteínas y de glóbulos rojos en la orina (proteinuria y hematuria).
  • Pruebas de detección de anticuerpos
  • Una biopsia del riñón confirma el diagnóstico, pero no siempre se realiza.
También se puede proceder a ampliar el estudio con:
  • Tomografía computarizada del abdomen
  • Ecografía del riñón
  • Radiografía del tórax
  • Pielografía intravenosa (PIV)

Glomerulonefritis aguda: Tratamiento

El tratamiento de la glomerulonefritis aguda depende de la causa de la enfermedad y de lo graves que se presenten los síntomas. Es fundamental el control de la hipertensión. La medicación habitual incluye:
  • Antihipertensivos
  • Corticosteroides
  • Fármacos que inhiben el sistema inmunitario
En las glomerulonefritis causadas por problemas inmunitarios se puede requerir una plasmaféresis: reemplaza el plasma de la sangre por líquidos intravenosos o plasma donado que no contiene anticuerpos de la enfermedad. También se puede recomendar restringir el consumo de sal, líquidos, proteínas y otras sustancias. Cuando hay insuficiencia renal es muy importante tratarla de forma precoz.

Glomerulonefritis aguda: Prevención

La prevención de la glomerulonefritis no siempre es posible, según la causa que la produzca. Algunos casos se pueden prevenir limitando o evitando el contacto con disolventes orgánicos, mercurio y antinflamatorios no esteroides (AINE). También tratando adecuadamente las faringoamigdalitis o infecciones por estreptococos.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR